CLASES DE YOGA

CLASES DE YOGA PRESENCIALES

CLASES DE YOGA ONLINE (por plataforma Zoom)

CONSULTAS POR WHATSAPP AL 11 3350-3543

Notas:

–       Todos los estilos de Yoga son aptos para principiantes.

 

Aranceles:

A partir de julio 2021

CLASES PRESENCIALES (Villa Crespo): 

En este momento tan particular, con tantos protocolos y grupos reducidos podemos ofrecer clases presenciales 1 o 2 veces a la semana.

El arancel mensual es:

1 vez por semana $2300.

2 veces por semana $3300.

  • 1 Clase o prueba: $ 600 (se toma como parte de pago del mes en curso).
  • Las clases presenciales son CON RESERVA PREVIA.
  • Nos manejamos con protocolo y cupos reducidos. La reserva es un compromiso de asistencia.
  • Recuperación de clase por inasistencia o feriado, solo formato ONLINE.

CLASES ONLINE (por plataforma Zoom)

1 o 2 veces por semana: $2100.

Más de 2 veces por semana $2400. 

  • Las clases son en vivo.
  • Es necesario conectarse con cámara de video encendida.
  • Se hacen ajustes personales y de manera verbal para el armado de las posturas.
  • Se dan variantes de ser necesario.

Aranceles:

A partir de febrero 2021

CLASES PRESENCIALES (Villa Crespo): 

En este momento tan particular, con tantos protocolos y grupos reducidos podemos ofrecer clases presenciales 1 vez a la semana. El arancel mensual es $2300. En caso de inasistencia se recupera online.
 
  • 1 vez por semana (4 Clases) : $2300.
  • 2 veces por semana (8 Clases): $.
  • 1 Clase o prueba: $  (se toma como parte de pago del mes en curso).
  • El abono de las clases presenciales incluye las clases online
  • Las clases presenciales son CON RESERVA PREVIA.
  • Nos manejamos con protocolo y cupos reducidos. La reserva es un compromiso de asistencia.
  • Recuperación de clase por inasistencia o feriado, solo formato ONLINE

CLASES ONLINE (por plataforma Zoom)

  • 1 o 2 veces por semana: $2300.
  • Más de 2 veces con opción de clase presencial en la plaza: $2500.

  A tener en cuenta: Hacemos 2 ajustes al año. Uno en febrero y otro en agosto.

Hatha Yoga

Este estilo se enfoca en la corrección de la postura y de la respiración, para lograr un equilibrio entre los tres ejes que se trabajan en yoga: cuerpo, mente y espíritu. Se practican asanas (posturas), pranayamas (ejercicios de respiración) y yoga nidra (relajación consciente). Su nivel te intensidad es intermedio.

APTO PARA EMBARAZADAS.

Yoga Suave

Este estilo es muy similar a hatha, excepto que se enfoca principalmente en personas que tienen lesiones importantes o dolores en el cuerpo. En esta clase se evitan las posturas muy exigentes para la columna, las que demandan mucha fuerza en articulaciones (muñecas, cadera, tobillos, rodillas, codos) y las posturas invertidas (paro de cabeza, vela y arado). El enfoque está puesto en tomar un contacto sincero con las zonas de dolor o molestia, para darles movilidad, coordinación y flexibilidad, usando a la respiración como herramienta primordial.

APTO PARA EMBARAZADAS.

Ashtanga

Se trabaja sincronizando el movimiento con la respiración (coordinación llamada Vinyasa). Es una práctica muy completa que hecha con constancia, nos lleva a un estado de mayor presencia (meditación en movimiento).
Cada uno va a su ritmo y el instructor asiste ajustando y recordando las posturas. La práctica se enseña en función de la necesidad y capacidad de cada alumno. Las posturas se van incorporando paulatinamente.

Yin Yoga
Esta práctica une los principios del Taoismos (China) con la Filosofía Tántrica (India), para sumergirnos en una serie de posturas, con tres objetivos claves: profundidad, permanencia y quietud. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
A nivel físico, esta práctica trabaja sobre los tejidos Yin del cuerpo, tales como articulaciones, redes faciales y ligamentos, mejorando notablemente la flexibilidad. A nivel sutil, trabajar la entrega y el contacto los sentimientos, sensaciones y emociones. Si bien desde afuera la práctica puede resultar relajante y restaurativa, la misma puede volverse desafiante e intensa, ya que nos enfrenta a constantemente con nosotros mismos.⠀⠀⠀
Yoga para Embarazadas

A través de la práctica de asanas, las mujeres pueden aliviar y prevenir muchos de los síntomas y molestias que aparecen durante el embarazo. Con la práctica de relajación y ejercicios respiratorios, pueden calmar la ansiedad, superar miedos y confiar en sí mismas, dando lugar al pleno disfrute del proceso de gestación. En las clases se incluye la práctica de respiraciones y posturas para acompañar el trabajo de parto.